Managershelp.com - Business Management - Business Administration

Bookmark and Share

 

Motivación

“Circunstancia y decisión son los dos elementos radicales de que se compone la vida. La circunstancia –las posibilidades- es lo que de nuestras vidas nos es dado e impuesto. Ello constituye lo que llamamos el mundo. La vida no elige su mundo, sino que vivir es encontrarse, desde luego, en un mundo determinado e incanjeable; en este de ahora. Nuestro mundo es la dimensión de fatalidad que integra nuestra vida. Pero esta fatalidad vital no se parece a la mecánica. No somos disparados sobre la existencia como la bala de un fusil, cuya trayectoria está absolutamente predeterminada, la fatalidad en que caemos al caer en este mundo –el mundo es siempre este, este de ahora- consiste en todo lo contrario.- En vez de imponernos una trayectoria, nos impone varias y, consecuentemente, nos fuerza... a elegir, ¿Sorprendente condición la de nuestra vida? Vivir es sentirse fatalmente forzado a ejercitar la libertad, a decidir lo que vamos a ser en este mundo. Ni un solo instante se deja descansar a nuestra actividad de decisión. Inclusive cuando desesperados nos abandonamos a lo que quiera venir, hemos decidido no decidir.-

José Ortega y Gasset.

Concepto de Motivación

Las personas experimentan necesidades frente a las cuales aparecen fines o metas que se perciben como capaces de satisfacer esas necesidades.
Mientras no se alcance el fin o meta, la persona padece un estado de tensión como consecuencia de la ruptura del equilibrio interno generalmente llamado homeostasis; (un ejemplo de la homeostasis sería el sistema que regula la temperatura del cuerpo humano).
Esta ruptura del equilibrio da origen a una serie de medidas que toma el organismo tendientes a restablecer el equilibrio perdido tratando de obtener el fin o meta que satisfaga la necesidad.
La motivación es el estado de tensión (estado motivado) provocado por la ruptura del equilibrio interno y que generalmente conduce a una conducta (conducta motivada) que procurará la obtención del fin o meta. La motivación es una fuerza que impulsa a la acción y no debe confundirse con la conducta que es una consecuencia de la motivación. Puede haber motivación sin que se traduzca en una conducta por lo menos visible, pero no puede existir una conducta sin que exista una motivación que la impulse.

La Satisfacción se obtiene cuando el individuo ha alcanzado el fin o meta propuesto; en caso contrario se produce una Frustración que puede ser momentánea o no.
Siempre existirá una Retroalimentación respecto a los resultados que produce cada conducta asumida. La información de los resultados obtenidos con cada conducta, vuelve al sistema y mueve al individuo a:

• continuar procurando el fin (ante una situación de frustración)
• o la persona pasa a satisfacer otras necesidades (cuando ya ha logrado la satisfacción de la necesidad anterior).

Necesidad

Es todo aquello que el ser humano en determinados momentos de su vida precisa y no posee. Es la carencia de algo que es importante para el organismo. Las necesidades de cada individuo varían según la conformación sico-sociológica, su nivel de cultura, el medio ambiente que le rodea, etc. Todas las personas experimentan normalmente en forma permanente una serie de impulsos, deseos, necesidades. Esos impulsos inducen al ser humano al inicio de una conducta la cual considera apta o capaz para obtener la satisfacción.

Clasificación

Como veremos más adelante, existen muchas formas y criterios para clasificar las necesidades. A efectos de comenzar a introducirnos en el estudio del comportamiento, comenzaremos por la siguiente:

Necesidades:

a-Primarias o Fisiológicas

b-Secundarias o Sicológicas

Necesidades Primarias o Fisiológicas: estas necesidades surgen de la fisiología y comprenden la sed, el hambre, el abrigo, el sueño, el sexo, la respiración, etc. Son importantes para la sobrevivencia de la especie, así como para la preservación de la misma.
Si bien, estas necesidades son universales, van a variar de una persona a otra y estarán condicionadas por la práctica social.

Necesidades Secundarias o Sicológicas: están representadas por necesidades de la mente y el espíritu, no del cuerpo. Son éstas la autoestima, la autoafirmación, el recibir afecto, el sentido del deber, el dar, el pertenecer, etc.
Son estas necesidades las que exigen mayores esfuerzos a los administradores para lograr la motivación; dado que cualquier acción que desarrolle la organización afectará a las necesidades secundarias de los trabajadores, por lo que los administradores deberán tenerlo presente al realizar toda planificación y en la toma de decisiones que se le presenten cotidianamente.
Estas necesidades varían, en igual o mayor grado que las primarias, dependiendo de cada persona, el tiempo y las circunstancias.
Es oportuno considerar que etimológicamente el término individuo proviene del latín “indiviso”: algo propio, que no se puede dividir.
Dado que el individuo es una integridad bio-sico-social, donde el estado del cuerpo afecta la mente y ésta al individuo no podemos separar las necesidades primarias y secundarias dentro de una persona.

Resumiendo, podemos establecer que las necesidades secundarias:

• Están condicionadas por la experiencia.
tipo
• Según la persona varían en
Intensidad
• Están sujetas a cambios.
• Es más frecuente percibirlas dentro de los grupos, que en el individuo aislado.
• Muchas veces no se reconocen en forma conciente.
• Lógicamente influyen en la conducta.

Fines o Estímulos

Los fines, metas o estímulos son los elementos del mundo físico o síquico que en un momento dado son considerados aptos por el individuo para satisfacer sus necesidades.

Clasificación de Fines o Estímulos

Los fines o estímulos se pueden clasificar en:

I) a - Insustituibles o Primarios

b - Sustitutivos

II) a – Principales

b - Intermediarios o Secundarios

Insustituibles o Primarios: Se denominan así por ser los que satisfacen las necesidades primarias, fisiológicas.

Sustitutivos: surgen cuando el individuo se ve enfrentado a situaciones que no le permiten satisfacer una necesidad, por lo cual el mismo desarrolla necesidades diferentes que justifican la satisfacción a través de fines alternativos o sustitutivos. Por ejemplo la persona que desea ser médico pero que su condición socio-económica no se lo permite y estudia enfermería.

Principales: son los que satisfacen plenamente las necesidades del individuo. Por ejemplo, la obtención del título de Enfermero.

Intermediarios o Secundarios: son fines intermedios o parciales que permiten lograr alcanzar finalmente el fin principal. Por ejemplo: cuando individuo salva exámenes satisface necesidades intermedias ya que cuando logre salvar la totalidad de los mismos se recibirá, lo que le permitirá satisfacer la necesidad principal.

Conducta Motivada

Cuando en el individuo el estado de equilibrio es roto por un estímulo, se produce un estado de tensión, como ya hemos expuesto, provocando una necesidad de alcanzar el fin elegido. Cuando éste se alcanza, el individuo logra la satisfacción, retomando el equilibrio; cuando existen barreras que no permiten al individuo lograr el fin, el desequilibrio es mayor y provoca una frustración.
La frustración es producto de no poder lograr el fin o meta deseado; la barrera u obstáculo que impide alcanzar el fin puede ser o no real, pero basta con que el individuo crea encontrarse frente a una barrera, para que dicho obstáculo tenga existencia sicológica y, por lo tanto, para que la persona reaccione en concordancia con lo que percibe.

Managershelp.com - Business Management - Business Administration

 

Legal statement - Declaración legal - Privacy Policy - Política de Privacidad - Contact / Contacto

Copyright www.managershelp.com